miércoles, 17 de abril de 2013

TRANSPARENCIA PARA ABRIR 80.000 MILLONES EN LINEAS DE CRÉDITO



Una aplicación de Crédito y Caución permite a los bancos autorizados por empresas aseguradas visualizar las coberturas de cada cliente para la obtención de financiación de sus ventas.


Sistema de Información al Beneficiario (SIB), es el nombre del nuevo sistema de control de garantías de Crédito y Caución que podría abrir líneas de factoring o descuento a través de las cuales se financian miles de empresas españolas.


El SIB está concebido como un puente tecnológico en el sector financiero que, una vez activado por cada empresa asegurada, permitirá a sus entidades financieras acceder a la información de las coberturas de seguro en cada relación comercial y financiar esas ventas amparándose en el análisis y la cobertura de Crédito y Caución.


Cada empresa asegurada en Crédito y Caución accede a un listado de su cartera comercial para activar, cliente a cliente, las cláusulas de beneficiario a favor de su entidad financiera y los permisos de visualización. La entidad financiera conocerá a partir de ese momento las líneas de crédito solicitadas a Crédito y Caución, el crédito comercial concedido y cubierto por la aseguradora y la existencia de anomalías que pudieran poner en riesgo la cobertura. Cada cliente puede vincularse a una única entidad financiera, pero el sistema permite a cada empresa asegurada trabajar a través del SIB (Sistema de Información al Beneficiario) con tantas entidades financieras estén financiando su actividad comercial.


El lanzamiento del SIB por parte de Crédito y Caución responde al momento de falta de liquidez que atraviesan muchas empresas. De acuerdo con los últimos datos de las Cámaras de Comercio sobre el acceso de las  Pymes a la financiación, sólo el 24% solicita ya créditos a las entidades financieras, 27 puntos menos que hace un año. Por el contrario, las denegaciones alcanzan el 26%, diez puntos más que en el último trimestre de 2011. 


La insuficiencia de garantías es el principal motivo para esas denegaciones de crédito.


La importancia del SIB reside en que lo implementa el primer operador del seguro de crédito en España, que analiza las ventas del 54% del tejido empresarial asegurado: la creación de este sistema de garantías adicionales para la banca libera potencialmente líneas de crédito a la empresa española asegurada por un importe equivalente a sus 80.000 millones de euros en ventas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario