miércoles, 28 de diciembre de 2011

Ref: EUROCONVERTIBLES SA

La firma de referencia ha sido declarada en CONCURSO mediante Auto Judicial publicado en el BOE de fecha 27 de Diciembre de 2.011.

De conformidad con los artículos 21,23 y 191 de la nueva ley Concursal, todos los Acreedores deben comunicar la existencia de sus créditos a la ADMINISTRACIÓN CONCURSAL en el plazo de quince dias a contar desde la referida fecha de publicación. La comunicación tardía, según su artículo 92, puede representar la inclusión del crédito como subordinado, disminuyendo significativamente las posibilidades de recuperación.

Así pues, caso de ostentar algún crédito asegurado pendiente de pago frente a la citada firma, remitan urgentemente la correspondiente declaración de Aviso de Insolvencia Provisional, junto con la documentación original acreditativa de dicho crédito, para que podamos comunicárselo a la Administración Concursal correspondiente dentro del plazo establecido.

martes, 13 de diciembre de 2011

Ref: CREACIONES MADU SA

La firma de referencia ha sido declarada en CONCURSO mediante Auto Judicial publicado en el BOE de fecha 10 de Diciembre de 2.011.

De conformidad con los artículos 21,23 y 191 de la nueva ley Concursal, todos los Acreedores deben comunicar la existencia de sus créditos a la ADMINISTRACIÓN CONCURSAL en el plazo de quince dias a contar desde la referida fecha de publicación. La comunicación tardía, según su artículo 92, puede representar la inclusión del crédito como subordinado, disminuyendo significativamente las posibilidades de recuperación.

Así pues, caso de ostentar algún crédito asegurado pendiente de pago frente a la citada firma, remitan urgentemente la correspondiente declaración de Aviso de Insolvencia Provisional, junto con la documentación original acreditativa de dicho crédito, para que podamos comunicárselo a la Administración Concursal correspondiente dentro del plazo establecido.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Ref: MATARRAÑA HOSTELERA SL

La firma de referencia ha sido declarada en CONCURSO mediante Auto Judicial publicado en el BOE de fecha 5 de Diciembre de 2.011.

De conformidad con los artículos 21,23 y 191 de la nueva ley Concursal, todos los Acreedores deben comunicar la existencia de sus créditos a la ADMINISTRACIÓN CONCURSAL en el plazo de quince dias a contar desde la referida fecha de publicación. La comunicación tardía, según su artículo 92, puede representar la inclusión del crédito como subordinado, disminuyendo significativamente las posibilidades de recuperación.

Así pues, caso de ostentar algún crédito asegurado pendiente de pago frente a la citada firma, remitan urgentemente la correspondiente declaración de Aviso de Insolvencia Provisional, junto con la documentación original acreditativa de dicho crédito, para que podamos comunicárselo a la Administración Concursal correspondiente dentro del plazo establecido.

Ref: DAYCES SA

La firma de referencia ha sido declarada en CONCURSO mediante Auto Judicial publicado en el BOE de fecha 3 de Diciembre de 2.011.

De conformidad con los artículos 21,23 y 191 de la nueva ley Concursal, todos los Acreedores deben comunicar la existencia de sus créditos a la ADMINISTRACIÓN CONCURSAL en el plazo de quince dias a contar desde la referida fecha de publicación. La comunicación tardía, según su artículo 92, puede representar la inclusión del crédito como subordinado, disminuyendo significativamente las posibilidades de recuperación.

Así pues, caso de ostentar algún crédito asegurado pendiente de pago frente a la citada firma, remitan urgentemente la correspondiente declaración de Aviso de Insolvencia Provisional, junto con la documentación original acreditativa de dicho crédito, para que podamos comunicárselo a la Administración Concursal correspondiente dentro del plazo establecido.

jueves, 1 de diciembre de 2011

La crisis incrementa los plazos de pago y cobro.

El Banco de España analiza en su Boletín Económico la evolución de los plazos de pago en España, que sufrieron una ampliación significativa en 2009 y un cierto descenso en 2010.

El análisis de los flujos asociados al crédito comercial constituye un elemento importante, especialmente durante períodos de crisis económicas, para valorar la presión financiera a la que pueden estar sometidas las empresas. Así, un alargamiento de los plazos medios de pago a proveedores puede ser indicio de mayores problemas de liquidez. Del mismo modo, una ampliación de los períodos de cobro a clientes que no se puedan trasladar a los proveedores ni compensar con una mayor apelación a financiación ajena podría afectar a las decisiones de inversión e, incluso, en situaciones límite, a la supervivencia de algunas compañías. []

La recesión económica de 2009 tuvo un impacto muy acusado en los períodos medios de cobro a clientes y de pago a proveedores, que se elevaron notablemente durante dicho ejercicio, lo que revela las mayores dificultades de liquidez de las empresas. El repunte fue especialmente acusado en el sector industrial y, en menor medida, en el de comercio y hostelería, que fueron dos de las ramas que más se vieron afectadas por la crisis económica. El plazo medio de financiación neta concedida por las pymes también se amplió, mientras que el correspondiente a las empresas grandes apenas varió.

Durante 2010, en un contexto de cierta recuperación de la actividad productiva, los períodos medios de pago a proveedores tendieron a reducirse algo, aunque se mantuvieron por encima de los niveles previos a la crisis, mientras que los de cobro a clientes apenas variaron. El mayor descenso de los períodos medios de pago se detectó en el sector industrial, que fue uno de los que mostraron una recuperación más intensa del VAB y de los resultados. Por otra parte, el plazo medio de financiación comercial neta concedida por las pymes siguió aumentando.

En conclusión, los resultados de este recuadro muestran que durante 2009 se produjo una ampliación significativa de los períodos medios de cobro a clientes y de pago a proveedores de las empresas no financieras, lo que apunta a unas mayores dificultades de liquidez de las compañías, en un contexto de contracción de la actividad. En 2010 se detecta un cierto descenso de los períodos medios de pago a proveedores, lo que pudo resultar de una mejoría de la situación de tesorería de las compañías, si bien la reducción de los plazos máximos legales pudo también haber contribuido en esta dirección. Como resultado de las operaciones comerciales, el período medio de financiación concedida por las pymes aumentó durante los dos últimos años, situación que apunta a que este tipo de compañías podría estar experimentando un grado de presión financiera creciente por esta vía.