martes, 29 de marzo de 2011

Ref: DECORACIONES DOMINGO SA

La firma de referencia ha sido declarada en CONCURSO mediante Auto Judicial publicado en el BOE de fecha 26 de Marzo de 2.011. De conformidad con los artículos 21 y 23 de la nueva ley Concursal, todos los Acreedores deben comunicar la existencia de sus créditos a la ADMINISTRACIÓN CONCURSAL en el plazo de un mes a contar desde la referida fecha de publicación. La comunicación tardía, según su artículo 92, puede representar la inclusión del crédito como subordinado, disminuyendo significativamente las posibilidades de recuperación.

Así pues, caso de ostentar algún crédito asegurado pendiente de pago frente a la citada firma, remitan urgentemente la correspondiente declaración de Aviso de Insolvencia Provisional, junto con la documentación original acreditativa de dicho crédito, para que podamos comunicárselo a la Administración Concursal correspondiente dentro del plazo establecido.

lunes, 21 de marzo de 2011

Solo el 4% de las empresas que cierran se agogen al concurso de acreedores

Sólo el 4% de las 150.000 empresas que cesaron su actividad entre 2007 y 2008 se acogieron a la Ley Concursal, según los datos publicado por el Diario de Ferrol, que cita como fuente las jornadas sobre la materia organizadas por la Facultad de Ciencias del Trabajo de la Universidade da Coruña en colaboración del Colegio de Economistas.

Siempre según el diario, de aquellas que entraron en concurso, a pesar de que la Ley Concursal tiene como objetivo teórico facilitar a las empresas con dificultades la vuelta a una posición de viabilidad, el 90% terminaron en liquidación

viernes, 18 de marzo de 2011

La morosidad es la principal preocupación de la pyme

Según los últimos datos del estudio de Sage, la morosidad es para el 50,8% de las pyme españolas la principal preocupación sobre la continuidad del negocio.

Según los datos extraídos del estudio `Radiografía de la pyme 2011´ elaborado por Sage España, el 50,8% de los empresarios considera la morosidad como la principal preocupación sobre el negocio. En 2009 este porcentaje era del 40,4%.




El estudio realizado por Sage España, empresa líder en desarrollo de soluciones de gestión empresarial para empresas y administraciones públicas, software, servicios a la consultoría y formación, `Radiografía de la pyme 2011´ ha sido elaborado en base a 5.892 entrevistas, lo que lo convierte en uno de los estudios más completos sobre el sector pyme.

lunes, 14 de marzo de 2011

La Administración incumple la Ley de Morosidad y aumenta los retrasos en los pagos

FUENTE: COTIZALIA

La Administración pública es el mayor moroso de España y, pese a la entrada en vigor en junio de 2010 de la Ley de Morosidad (Ley 15/2010), la situación tiene pocos visos de mejorar. Mientras las empresas privadas han reducido el tiempo real de pago de sus facturas de 101 días a 93, la Administración Pública ha aumentado este periodo de 154 a 157 días. Si se trata de pagar a las constructoras y empresas relacionadas con el sector, los entes públicos se permiten el lujo de retrasarse unos 81 días de media con respecto a los acuerdos pactados.

Son datos recogidos en la encuesta sobre morosidad 2010 presentada por Rafael Barón, presidente de la Plataforma Multisectorial Contra la Morosidad, que considera que “se han conseguido avances muy positivos en 2010”. No obstante, Barón aclara que la media de las Administraciones Públicas no corresponde a la realidad de todos los ámbitos. “El Gobierno Central lo ha hecho bastante bien, mientras que las Comunidades Autónomas han mejorado y el gran problema está en el ámbito local, donde es casi una cuestión de mentalidad”, aclara.

En términos generales, el balance del año es positivo. En el sector privado, el plazo medio pactado ha pasado de los 77 días en 2009 a 75 en 2010, frente a los 85 días que impone de máximo la Ley. Pese a la mejora, la realidad aún no consigue cumplir las buenas intenciones pactadas y la media se sitúa en 93 días para cobrar, frente a los 101 que había que esperar de media el año anterior. Esta reducción en los plazos supone una inyección de liquidez de 1.800 millones al sector privado.

Por sectores, es en el de la construcción donde más se incumplen los pagos, una vez más, con mayor retraso cuando hay una administración pública implicada. En los contratos entre empresas, el plazo de pago medio pactado en la construcción es de 77 días, mientras que el de cobro real es de 97 días. Si el contrato es con un ente público, la diferencia es de 82 días pactados a 163 días para cobrar la factura. Una diferencia de 81 días.

Retrasos sin consecuencias

El gran problema en España es que la mentalidad de retrasarse en el pago está muy arraigada, y el pagar tarde no tiene consecuencias. "Nosotros ya advertimos que el gran problema es que la Ley no tienen ningún efecto sancionador", señala Barón. "Al final, los restrasos en los pagos son la forma más barata de financiarse a interés cero. Podría ser considerado competencia desleal con el sistema financiero", explica.

Si la Ley no impone un criterio sancionador, tampoco lo hacen las empresas, que deberían exigir el pago de intereses de forma automática, como señala la legislación europea. Según los resultados de la encuesta, un 48% de las empresas nunca reclama los intereses por retraso, mientras que un 30% no lo hace casi nunca. "Esto contrasta con el resto del panorama europeo, donde el cobro de intereses es algo automático", señala Barón.

viernes, 11 de marzo de 2011

Blindarse contra la morosidad

En un entorno de negocio más estable pero aún muy complejo, la mayor preocupación de las empresas es la búsqueda de clientes solventes. Poco a poco, la actividad empresarial parece que se recupera pero los riesgos siguen estando presentes y controlarlos es vital.

Actualmente, explican desde Crédito y Caución, cuando una empresa debe tomar la decisión de vender a crédito a otra, intervienen como principales criterios la reputación, el historial y la comprobación de la liquidez y solvencia. En un entorno cambiante como el actual, solo este último ofrece información consistente sobre la capacidad de pago del cliente. El historial en pagos o la reputación han dejado de ser debido a la profundidad de la crisis instrumentos válidos en nuestro país para saber cómo se comportará un cliente en el futuro.

Y es que en este nuevo escenario en el que nos movemos cobra más importancia que nunca la capacidad analítica de instrumentos como el seguro de crédito que asegura operaciones anuales por valor de 1,8 billones de euros, una cifra equivalente al PIB de Francia, cuando hace cinco años esos niveles estaban más cerca, por seguir con el ejemplo, del PIB español.

La información, cuando hablamos de este producto, es básica y la precisión, también. Cuando el operador líder en España, Crédito y Caución, carece de información suficiente sobre una empresa para tomar una decisión, trabaja con su compañía de información financiera, Iberinform, que realiza 650.000 informes investigados anuales sobre la solvencia y capacidad de pago de empresas españolas. Este es el punto de partida, pero el análisis va más allá. `Nuestra principal fuente de información son nuestros propios asegurados. La clave del seguro de crédito está en lo que llamamos los efectos de red: cada uno de nuestros asegurados nos traslada las incidencias en pagos con cualquiera de sus clientes. Este sistema nos permite tener información actualizada de cerca de tres millones de empresas. Nuestra opinión sobre el riesgo de crédito asociado a cada una de estas empresas se basa, en gran medida, en la información que nos aportan sobre su comportamiento en pagos aquellas empresas aseguradas que mantienen relaciones comerciales con ella´, desgrana Pavel Gómez del Castillo, responsable de Comunicación de Crédito y Caución.

Si añadimos la dimensión internacional de la Compañía, gracias a su integración en el Grupo Atradius, el resultado es que maneja información actualizada de 52 millones de empresas de todo el mundo. Pavel Gómez del Castillo añade: `Cuanto más grande es la aseguradora, cuantos más mercados trabaja directamente, mayor es este efecto. Sacamos mucho partido para nuestros asegurados a nuestra pertenencia al Grupo Atradius, presente en 42 mercados, con una cuota de mercado a nivel mundial del 31%, que nos convierte en el único operador español del seguro de crédito con capacidad real de prestar servicio en los mercados internacionales´.

Análisis del riesgo

Este volumen de información, que ha convertido a Crédito y Caución en un peso pesado internacional, debe servir para contestar cada día cerca de 10.000 consultas que implican una pregunta directa: `¿Me pueden cubrir el riesgo de crédito de mis operaciones comerciales con este cliente por esta cuantía?´. En ese momento entra en juego otra parte vital de este viaje: el análisis del riesgo de crédito. Desde que comenzó a implantarse la tecnología, en los años sesenta, este análisis se ha ido perfeccionando. Primero se desarrollaron sistemas de rating, que ayudaban a los analistas en su trabajo al clasificar a las empresas en diversos grupos en base al análisis de sus datos históricos, y luego modelos cada vez más complejos de scoring, que tratan de prever la probabilidad de que una empresa incurra en impago en los próximos 12 meses. El avance definitivo se logró con el Sistema Automático de Decisión, que comenzó a desarrollarse en los años noventa. La imagen mental que mejor explica su funcionamiento es la del tamiz: entre el 80% y el 90% de esas 10.000 consultas se responden de forma automática y casi inmediata a partir del análisis de más de 400 variables, dejando el resto para los analistas de Riesgo de la Compañía. `No está en nuestra mano cambiar la realidad en la que las empresas hacen negocios, pero sí aportar valor en el análisis de esa realidad, descender hasta el análisis de clientes concretos de la manera más nítida posible. No hay sectores o mercados buenos o malos, hay empresas en mejor o peor situación´, reflexiona Pavel Gómez del Castillo.

Plazos de indemnización

Cada una de esas opiniones vincula a la Compañía, cuya indemnización en caso de impago supone, generalmente, el 80% de la pérdida cubierta. Para quien se lo esté preguntando, nunca se asegura el 100% de la operación. Forma parte de la esencia del seguro de crédito minimizar significativamente los riesgos de impago que corren las empresas, pero no eliminarlos totalmente. Con el nuevo servicio CyCash, el plazo de la indemnización se puede reducir vertiginosamente hasta los 30 días, lo que está permitiendo a miles de empresas recibir sus indemnizaciones de forma anticipada, mejorando claramente sus flujos de caja en un entorno en el que el crédito financiero aún no fluye a los niveles demandados por el mercado. En el último ejercicio, esta industria ha abonado 1.267 millones de euros en indemnizaciones, lo que representa el 0,1% de nuestro Producto Interior Bruto.

No obstante, `el indicador que mejor expresa la importancia socioeconómica de los seguros de crédito son los capitales asegurados. Esto es, las operaciones económicas totales que están protegidas por las garantías del seguro: 120.000 millones de euros, casi un 12% del PIB español´, indica el responsable de Comunicación de Crédito y Caución. Una sencilla comparación entre lo indemnizado [0,1% del PIB] y el volumen de operaciones [12%] evidencia la enorme precisión en los riesgos asumidos. Y en toda esta mirada numérica, un consejo. `El principal enemigo de la recuperación de un impagado es el tiempo; cuanto más se tarde en activar el recobro, peor´, advierte Pavel Gómez del Castillo. No extraña, pues, que más del 45% de los recobros de deudas se logren en el primer trimestre de reclamación.

viernes, 4 de marzo de 2011

Un gran aliado para el asegurado

Crédito y Caución participa de manera activa en los eventos empresariales, convirtiéndose en el aliado estratégico de los asegurados que acuden a ellos.

La proliferación y cada vez mayor especialización de eventos empresariales como seminarios, congresos, ferias y foros en España y en el resto del mundo confirman la gran importancia que tienen en la actualidad estas citas como elementos dinamizadores de la actividad comercial y de negocio.

Apoyo estratégico.

Estos eventos empresariales se han convertido en una de las líneas de actuación estratégicas para la Crédito y Caución que, con su presencia, ha querido siempre mostrar y aportar una ayuda fundamental en la actividad comercial, tanto con su experiencia y conocimiento del entorno económico del momento, como con sus herramientas de apoyo al empresario. Los foros y ferias constituyen una oportunidad única para dar soporte directo a los asegurados y, también, aporta a los potenciales clientes una correcta explicación comercial. El seguro de crédito y sus servicios implícitos, como CyCred o CyComex, también son una herramienta muy importante en encuentros de negocios como puedan ser las ferias sectoriales.

Por estas y muchas otras razones, la Compañía participa en los eventos profesionales ayudando a sus asegurados a tener mejores resultados y a crecer de manera rentable, identificando cuáles son las oportunidades de negocio y cuáles pueden ser amenazas de impagos.

El plus de crédito y caución

¿Qué aporta Crédito y Caución a su empresa en los eventos profesionales?

- Conocimiento del mercado

Con nuestra participación en mesas redondas, compartimos la experiencia, la información y la opinión de nuestros analistas sobre mercados y sectores.

- Ayuda en la internacionalización

Crédito y Caución ayuda in situ con sus expertos y el portal CyComex a las empresas que necesitan asesoramiento en comercio exterior cuando están haciendo negocios en un foro o feria.

- Servicios online

A través de la conexión online en nuestros stands, el asegurado puede conectarse a CyCred y así gestionar en tiempo real su cartera de clientes. Es decir, tiene a su alcance un canal de comunicación para obtener respuesta inmediata a las solicitudes de clasificación de sus operaciones comerciales en ese evento.

- Mayor seguridad e información

Como consecuencia de lo anterior, el asegurado podrá tener más conocimiento sobre los contactos que se generen en el evento.

- Cercanía al asegurado

La Compañía acude a los eventos que se realizan en toda la geografía española y portuguesa, acercando la ayuda cuando es necesaria.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Ref: Abdon y Lucas, SL

La firma de referencia ha sido declarada en CONCURSO mediante Auto Judicial publicado en el BOE de fecha 01 de Marzo de 2.011.

De conformidad con los artículos 21 y 23 de la nueva ley Concursal, todos los Acreedores deben comunicar la existencia de sus créditos a la ADMINISTRACIÓN CONCURSAL en el plazo de un mes a contar desde la referida fecha de publicación. La comunicación tardía, según su artículo 92, puede representar la inclusión del crédito como subordinado, disminuyendo significativamente las posibilidades de recuperación.

Así pues, caso de ostentar algún crédito asegurado pendiente de pago frente a la citada firma, remitan urgentemente la correspondiente declaración de Aviso de Insolvencia Provisional, junto con la documentación original acreditativa de dicho crédito, para que podamos comunicárselo a la Administración Concursal correspondiente dentro del plazo establecido
.