lunes, 7 de febrero de 2011

Agotadora morosidad empresarial

FUENTE: EXPANSION

Uno de los principales lastres para las empresas españolas en la actualidad son los problemas para conseguir cobrar lo poco que se vende. La morosidad entre empresas se ha generalizado y mantiene en el alero facturas por valor de 72.600 millones de euros (un 12% del total facturado), lo que genera importantes tensiones en la tesorería de las empresas y aumenta la necesidad de financiación externa en un contexto de escasez del crédito.

A los problemas que genera esta falta de cobro a tiempo, se unen los esfuerzos que deben realizar las empresas para tratar de recuperar lo que se les debe.Estos suponen otros desembolsos añadidos (aumento de los costes financieros, gestión de las facturas pendientes, etc.) que elevan el daño contable sufrido a causa de la morosidad. Hay que tener en cuenta que estos costes extraordinarios no los suelen cubrir los seguros de crédito que contratan algunas empresas en sus operaciones comerciales –habitualmente, sólo con las de mayor dimensión y que se realizan en el exterior–. Además, existe un nuevo elemento desincentivador, como es el hecho de que el 4% de las facturas nunca llegan a ser cobradas, un total de 24.000 millones. Los expertos alertan de que ésta es la causa principal de uno de cada cuatro cierres de empresas que se han producido en España durante la crisis. La solución a este problema, que se ha enquistado en lo más profundo de la economía española, no sólo puede venir de la mano de reformas legales. Los esfuerzos de los diferentes gobiernos en este campo se han mostrado fallidos, por lo que es necesario sobre todo un cambio de mentalidad y en la operativa habitual de las empresas españolas

No hay comentarios:

Publicar un comentario