lunes, 25 de octubre de 2010

INCOTERMS 2010 nueva versión

Los incoterms versión 2010 aprobado por la Camara de Comercio Internacional (CCI) entrarán en vigencia el 1 de enero del 2011 y sustituyen a los antiguos incoterms 2000.

En esta nueva versión de los incoterms se han reducido de trece a once. Sostenemos que la Cámara de Comercio Internacional ha trabajado adaptando esta nueva versión de los incoterms a la realidad del comercio internacional actual, por ello estos cambios apuntan a una mayor flexibilidad de los incoterms y se han tenido en cuenta temas logísticos como la seguridad en la carga y la necesidad de sustituir los documentos en formato papel por documentos electrónicos.

Una labor de simplificación que obedece al hecho que los términos que se han suprimido son los de escasa o nula utilización según los estudios realizados por la Cámara de Comercio Internacional.

En ese sentido los incoterms que desaparecen son cuatro:
El primero es el DDU (Delivered Duty Unpaid)
El segundo incoterm que desaparece es el incoterm DAF (Delivered At Frontier)
El tercer incoterm es el incoterm DES (Delivered Ex Ship) y
El cuarto y último es el incoterm DEQ (Delivered Ex Quay).
De manera que si en los incoterms 2000 de la CCI teníamos trece incoterms y la Camara de Comercio Internacional ha eliminado cuatro, nos falta incorporar dos nuevos para sumar los once que comentamos inicialmente.

Estos dos nuevos incoterms 2010 que ingresan al folleto son:
Incoterm DAT (Delivered At Terminal). Sirve para todo tipo de transporte, especialmente el marítimo. Determina la entrega en puerto de destino, después de descargado.
Incoterm DAP (Delivered At Place) También aparece un nuevo incoterms llamado DAP Delivered at point (Place). Combina el propósito de DAF y DDU, pues determina el lugar convenido en destino para la entrega de la mercancía. Este incoterm cotendrá mucha potencia ya que será usado como un Incoterms de venta en destino en la mayoría de operaciones en las que no trabajemos con graneles y carga general, será un incoterm polivalente.

A nuestro parecer la Cámara de comercio internacional ha pretendido realizar con éxito un esfuerzo por simplificar los Incoterms y adecuarlos a la realidad del mercado. De allí se explica con mayor acierto que ha terminado clasificándolos esta vez en dos grupos:
a) Incoterms polivalentes (multimodales), entre ellos el DAP
b) Incoterms de uso exclusivamente marítimo.
En ese sentido, las mercancías que utilicen las unidades de transporte intermodal, entre ellas el contenedor, deberían utilizar incoterms polivalentes y no marítimos como ocurre en el caso del incoterm FOB.

LOS INCOTERMS VERSIÓN 2010 SE PUEDEN AGRUPAR EN DOS:

Any Mode of Transport - Cualquier modo o medio de transporte
CIP – Carriage and Insurance Paid
CIP - Transporte y seguro pagados
CPT – Carriage Paid To - Transporte pagado hasta
DAP – Delivered At Place - Entregado en su establecimiento
DAT – Delivered At Terminal - Entregado en el Terminal
DDP – Delivered Duty Paid - Entregado con pago de impuestos
EXW – Ex Works – Franco Fábrica
FCA – Free Carrier - Free Carrier

Sea and Inland Waterway Transport Only - Sólo por mar y demás medios de transporte navegables
CFR – Cost and Freight - Costo y Flete
CIF – Cost, Insurance and Freight - Costo, Seguro y Flete
FAS – Free Alongside Ship - Franco al costado del buque
FOB – Free On Board - Free On Board

Además de los 11 términos que hemos mencionado, los Incoterms versión 2010 incluyen:

* Consejos para el uso de los Incoterms versión 2010 en el comercio nacional.
* Nueva clasificación para ayudar a elegir la norma más adecuada en relación con el modo de transporte.
* Amplia las notas de orientación y gráficos ilustrativos para ayudar a los usuarios de manera eficiente elegir la norma adecuada para cada operación.

* Información sobre las autorizaciones relacionadas con la seguridad de los envíos; y
* Consejos para la utilización de procedimientos electrónicos.

jueves, 21 de octubre de 2010

Los empresarios incurren en quiebra por no presentar a tiempo el concurso

Levante-EMV
De Rosa lamenta que los magistrados en muchos casos sólo pueden certificar la defunción de la sociedad

Los jueces advirtieron ayer a los empresarios que deben recurrir antes a los procesos concursales para evitar la quiebra. El vicepresidente del Poder Judicial, Fernando de Rosa, lamentó ayer en Valencia que los empresarios tardan excesivamente en acudir a la ley concursal y les instó a que reaccionen para no recibir únicamente el "certificado de defunción". De Rosa clausuró el "V Encuentro Justicia y Empresa", en el que medio centenar de jueces y empresarios han analizado durante tres días las consecuencias de la crisis.

El vicepresidente del Poder Judicial incidió en que "es como un enfermo que tarda demasiado en acudir al hospital. Si hubiera ido antes habría sobrevivido con un tratamiento de choque". De Rosa insistió en que "un porcentaje alto podría salvarse", aunque no cuantificó el porcentaje. El vicepresidente de la Cámara de Comercio, Vicente Folgado, lamentó que "en muchas ocasiones, por no plantear antes el concurso, se arrastra también a otras empreas dependientes de la afectada".

El representante del Poder Judicial destacó que los jueces valencianos han comprobado un cambio de tendencia en los seis primeros meses de 2010. El número de concursos de acreedores registrados por los juzgados de lo Mercantil ha caído en la Comunitat Valenciana un 18,4% en el primer semestre respecto al mismo periodo del año pasado 2009, rompiendo así la evolución alcista de las insolvencias que entre 2007 y 2009 aumentaron un 411,6%. En la provincia de Valencia el descenso ha sido del 30% al presentarse 257 concursos.
Vicente Folgado apuntó que a pesar de la bajada de las suspensiones de pagos todavía es pronto para certificar la salida de la crisis. "No sabemos realmente qué pasará en seis meses. Dependerá de la morosidad y la financiación", pronosticó.

jueves, 14 de octubre de 2010

Una de cada tres empresas españolas no tienen ninguna actividad

El 29% de las empresas españolas inscritas en los registros oficiales carecen de actividad alguna en la actualidad, según las conclusiones de un estudio elaborado por la consultora Iberinform del grupo Crédito y Caución.

El estudio ha identificado 550.000 empresas españolas que no han depositado sus cuentas anuales en el Registro Mercantil en los últimos 2 ó más años, ni existe información en el Boletín Oficial del Registro Mercantil que indique que se mantienen activas.

Al comparar el número de sociedades que habían depositado las cuentas hasta el 15 de septiembre de 2010 (correspondientes a 2009) con las que lo habían hecho hasta el 15 de septiembre 2008 (relativas a 2007), se comprueba que más de 337.000 empresas no han depositado todavía sus cuentas.

Una parte de ellas son compañías que han cerrado debido a la crisis, pero otra son simplemente empresas "muy opacas" que no facilitan información, por lo que presentan un elevado nivel de riesgo de impago, explica Iberinform.

El incumplimiento de la obligación de depositar cuentas les sitúa en riesgo de que el Registro cierre su hoja registral, lo que les bloquearía cualquier nueva inscripción, y les expone a fuertes sanciones por parte del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC).

El incumplimiento de la obligación de depositarlas dentro del plazo establecido, supone una multa de entre 1.200 a 60.000 euros. Si la empresa o el grupo de empresas alcanza un volumen de facturación anual superior a 6 millones de euros, el límite de la multa puede llegar hasta los 300.000 euros.

Por ese motivo, el director general de Iberinform, Andrés Ohlsson, considera que "la única forma de saber si las empresas tienen realmente actividad empresarial y conocer cómo se encuentran en la actualidad es mediante trabajo de campo".

Por comunidades autónomas, Madrid es la que presenta mayor inactividad entre sus empresas vivas, con un 39% en esta situación. Le siguen de cerca Ceuta, Islas Canarias, Navarra y Andalucía, todas ellas con índices superiores al 30%.

El resto de las comunidades se sitúa por debajo de la media nacional, si bien las únicas con porcentajes inferiores al 20% son La Rioja y Aragón. En cuanto a formas jurídicas, se observa que las sociedades anónimas tienen el menor porcentaje de empresas inactivas con un 12%, dato que contrasta con el de las sociedades limitadas, donde un 31% están inactivas.

viernes, 8 de octubre de 2010

Impagos previstos en Europa Occidental y Estados Unidos

El indicador de Frecuencia Prevista de Impagos medio en julio de 2010, en Francia, Alemania y Países Bajos, se sitúa en su nivel más bajo desde principios de 2010.

Uno de los factores más importantes que deben conocer las empresas es la tendencia de las insolvencias en sus mercados. El siguiente cuadro de Frecuencia Prevista de Impagos [EDF] está basado en las empresas seleccionadas en los mercados mencionados, y en la probabilidad de impagos en todos los sectores a lo largo del próximo año. En este contexto, el impago se define como el incumplimiento de un pago previsto, o el inicio de procedimientos de quiebra. La probabilidad de impago se calcula sobre la base de tres factores: el valor de mercado de los activos de una compañía, su volatilidad y su actual estructura de capital. A título orientativo, la probabilidad de que una de cada 100 empresas incurra en impagos es del 1%.

Tras un incremento en mayo en todas las economías analizadas, debido a una mayor volatilidad en los mercados financieros motivada por la incertidumbre sobre la recuperación económica mundial y los problemas en la eurozona, la situación ha vuelto a calmarse. El indicador EDF medio en julio de 2010 para Francia, Alemania y los Países Bajos se sitúa en su nivel más bajo desde principios de 2010. Al mismo tiempo, Bélgica y el Reino Unido registraron ligeros descensos, mientras que el indicador medio EDF de Estados Unidos cayó 16 puntos básicos.

viernes, 1 de octubre de 2010

Los concursos caen, por primera vez en dos años, al millar trimestral

La concursalidad empresarial encadena el cuarto trimestre consecutivo de descenso, pero se encuentra aún lejos de los 250 casos trimestrales que marcan su nivel medio a largo plazo.

En el tercer trimestre de 2010 se registraron cerca de 1.000 nuevos procesos concursales, según se desprende del seguimiento de las insolvencias judiciales en España que realiza el Área de Administración de Riesgos de Crédito y Caución, a partir de los datos publicados en el Boletín Oficial del Estado.

Las insolvencias judiciales alcanzaron su máximo en el segundo trimestre de 2009, que registró la presentación de 1.741 concursos. A la espera del indicador oficial que se publicará en noviembre, los datos adelantados por Crédito y Caución confirman el descenso de la concursalidad empresarial durante los últimos cuatro trimestres consecutivos.

Cabe prever que el cuarto trimestre registre un incremento en el número de procesos concursales, sin que ello presuponga necesariamente un cambio de entorno, dado que el tercer trimestre registra históricamente niveles de concursalidad más bajos debido a factores estacionales. En ese sentido, la comparativa interanual también señala una caída de los niveles de insolvencia: los 997 concursos registrados suponen una disminución del 15% frente al mismo trimestre del año anterior.

No obstante, la concursalidad empresarial está aún muy lejos de los 250 concursos trimestrales que marcan su nivel trimestral medio a largo plazo. El entorno de negocio se ha estabilizado, pero sigue marcado por la iliquidez empresarial y las dificultades de acceso al crédito, por lo que conviene extremar la vigilancia de los riesgos de crédito. Al analizar nueve prácticas diferentes de gestión del crédito en 22 mercados de todo el mundo, la proporción de empresas españolas que han incrementado su uso es claramente superior a la media en los mercados de nuestro entorno. Sin embargo, entre los principales criterios utilizados para decidir vender a crédito a un cliente siguen primando algunos que, por su carácter estático, no pueden proporcionar información coherente sobre la evolución de su capacidad de pago.

La vulnerabilidad de las empresas a la morosidad de sus clientes es también mayor. En el actual entorno, las facturas vencidas provocan el retraso en pagos a proveedores, la búsqueda de financiación adicional o la necesidad de adoptar medidas específicas para corregir sus flujo de caja en una de cada dos empresas y el impago de los préstamos financieros en una de cada cuatro.

Análisis por zonas geográficas y sectores

En Cataluña, la Comunidad que concentra siempre el mayor número de procesos debido a su peso en la economía, se ha producido un acusado descenso de la concursalidad [-33%]. La mejora es más intensa en otras comunidades importantes desde el punto de vista del peso de la concursalidad como Madrid [caída del 20%], Comunidad Valenciana [-50%] o Andalucía [-32%].

Las empresas vinculadas directamente con la Construcción continúan acaparando uno de cada tres concursos con sector definido, si bien el sector ha registrado una caída del 45%. Durante este periodo, el segundo sector con mayor presencia es Servicios [-35%], seguido de Instalaciones [-22%] y Minero-Metalúrgico [-24%].

En términos de crecimiento frente al segundo trimestre de 2010, sólo tres de los 17 sectores analizados han registrado un crecimiento de la concursalidad: Electricidad [71%] y Electrodomésticos [50%] y el Químico [8%].

Acerca de Crédito y Caución

Crédito y Caución, compañía de seguros, lleva cerca de 80 años contribuyendo al crecimiento de las empresas, protegiéndolas de los riesgos de impago asociados a sus ventas a crédito de bienes y servicios. Con una cuota de mercado cercana al 60% en España y al 33% en Portugal, se sitúa como la compañía líder de su sector en el mercado ibérico. Asimismo, Crédito y Caución ha expandido su actividad directa a Brasil.

La compañía es el operador en estos tres mercados del Grupo Atradius, presente en 42 países. Con unos ingresos totales cercanos a los 1.800 millones de euros y una participación del 31% en el mercado global del seguro de crédito, tiene acceso a la información de crédito de más de 52 millones de compañías en todo el mundo y toma más de 22.000 decisiones diarias de límites de crédito. La fortaleza financiera de Crédito y Caución queda avalada por las calificación A- de Standard & Poor's.