viernes, 23 de abril de 2010

Ley 16/2009 de Servicios de Pago

cyc_Modelo de Presentaciones_es.ppt

La normativa de referencia ha introducido en el ordenamiento jurídico español algunas novedades que pueden afectar a las operaciones comerciales objeto de cobertura por su póliza, y en particular a los pagos instrumentados mediante adeudo domiciliado en una cuenta de titularidad del comprador (cargos, recibos, efectos). Estas novedades no afectan a otros medios de pago como pagarés, letras de cambio aceptadas o cheques.

En los casos indicados, la ley establece la posibilidad de que el titular de la cuenta en la que se haya producido un cargo pida su banco la devolución del mismo dentro de un plazo máximo de trece meses desde dicho cargo, cuando se trate de un pago no autorizado (art. 29), y que aún existiendo la misma se pueda pedir la devolución del cargo dentro de un plazo máximo de ocho semanas, siempre que en la autorización no se haya especificado el importe exacto del cargo y éste no se ajuste a las pautas de cargos anteriores (arts. 33 y 34)

Aunque todavía es pronto para conocer en qué medida y con qué criterios van a adaptar las entidades financieras su gestión a esta nueva normativa. Aprovechamos la ocasión para formularles algunos comentarios aclaratorios, basados en las consultas más frecuentes que hemos recibido:

En aquellos casos en los que dispongan del documento de orden de domiciliación para el cargo en la cuenta del deudor, cabe la posibilidad de que la devolución se produzca hasta ocho semanas después de la fecha de pago (arts. 33 y 34). En ese supuesto, el plazo para la comunicación a la compañía del correspondiente aviso de falta de pago se cuenta desde la fecha en la que el asegurado tenga conocimiento de la devolución. Sin embargo, es necesario tener presente que si tuvieran que declarar aviso de insolvencia provisional por dicho impagado, el cómputo del plazo se inicia desde la fecha de vencimiento.

De haber compradores para los que no dispongan de la orden de domiciliación, el plazo de devolución puede ser superior a esas ocho semanas (art. 29) e incluso al plazo de declaración del aviso de insolvencia provisional. Para no perjudicar la cobertura y evitar el riesgo de sobrepasar dicho plazo, recomendamos a todos nuestros asegurados que obtengan y mantengan en su poder el consentimiento dado por su cliente para realizar los cargos en cuenta (orden de domiciliación), y tengan en cuenta que en esta condiciones no están obligados a aceptar devoluciones pasado el plazo inicial de ocho semanas. Las mismas, de producirse, no podrían ser objeto de cobertura

No hay comentarios:

Publicar un comentario