lunes, 12 de abril de 2010

La frecuencia de impagos en Italia sigue muy por encima de su nivel a largo plazo

OBSERVATORIO DE MERCADOS EXTERIORES
El indicador de Frecuencia Prevista de Impagos en Italia sigue muy por encima de su nivel a largo plazo
CRÉDITO Y CAUCIÓN.- Tras un crecimiento trimestral del PIB del 0,6% en el tercer trimestre de 2009, los datos del instituto italiano de estadísticas (ISTAT) reflejan una reducción del 0,3% en el cuarto trimestre. En el conjunto del año, el PIB se redujo un 5% interanual: ligeramente por encima el 4,6% previsto tras un tercer trimestre positivo. En los primeros 11 meses de 2009, las exportaciones cayeron un 22,1% interanual, pero han vuelto a recuperarse a partir de finales de 2009. Mientras que las exportaciones hacia los países vecinos de la UE aumentaron ligeramente –un 1,4% interanual en diciembre de 2009–, las exportaciones a países de fuera de la UE aumentaron un 4,7% en enero de 2010, con un notable crecimiento en el caso de China (38,9%) y Turquía (50,6%).

Según datos de ISTAT, el índice de producción industrial se redujo un 0,8% en el cuarto trimestre de 2009 en relación con el tercer trimestre y, en el mismo período, el índice de producción también cayó en el sector de la construcción (-0,9%). El consumo privado se mantuvo contenido, registrando el comercio minorista un crecimiento de tan sólo el 0,1% en el último trimestre en relación con el tercer trimestre.

En 2009, el sector de la construcción registró el mayor aumento interanual de insolvencias corporativas (31,3%), seguido por el sector de manufacturas generales, producción y distribución de energía (25,6%, siendo los más afectados el sector de gomas/plástico, fabricación de calzado y cueros e ingeniería mecánica), así como los sectores financiero, inmobiliario, de renting y TI (ver gráfico más abajo). Por el contrario, el sector de la alimentación registró un crecimiento del 7%.

Según el Banco de Italia, las condiciones de concesión de créditos a las empresas siguieron siendo duras a finales de 2009. A pesar de la relajación de las condiciones de préstamos a grandes empresas en el tercer trimestre de 2009, las condiciones de los préstamos de mayor riesgo fueron endurecidas a través del aumento del diferencial. Los bancos italianos siguen mostrando cautela a la hora de conceder nuevos préstamos a empresas, debido fundamentalmente al aumento de las quiebras empresariales. Aprovecharon la caída del uso de líneas de crédito durante 2009 para reducir las los créditos autorizados y también para aumentar masivamente, de manera oportunista, el diferencial, lo que ha generado muchas negociaciones tensas entre bancos y empresas. Las pequeñas empresas con actividades que requieren un uso intensivo de capital, en particular, seguirán sufriendo las restricciones de crédito, sobre todo a la vista de la escasez de nuevos pedidos.

MODESTA RECUPERACIÓN EN 2010

Para el conjunto de 2010, el Fondo Monetario Internacional prevé una modesta recuperación del crecimiento del PIB, un 1%, debido a los efectos residuales de las inversiones del Gobierno y las exportaciones que, según datos del Banco de Italia, aumentarán en torno a un 3% interanual, si bien la demanda interna se mantendrá débil.

Crédito y Caución no prevé una mejora de la tendencia de las insolvencias antes de finales del primer trimestre, cuando el ciclo económico podría alcanzar realmente el punto de inflexión. Para el conjunto de 2010, la Compañía prevé un número de insolvencias mayor que en 2009, anticipando que muchos agentes más débiles se quedarán en la cuneta después de que la recuperación haya cobrado impulso. En diciembre y en enero de 2010, el indicador de Frecuencia Prevista de Impagos (EDF) en Italia cayó 18 puntos básicos, tras un aumento de 16 puntos básicos entre septiembre y noviembre. Por tanto la EDF media sigue estando muy por encima de su nivel a largo plazo, señalando un elevado riego de impagos.

PERSPECTIVAS POR SECTORES

En 2009, el comportamiento del sector del metal empeoró, registrándose una fuerte caída de los precios. En particular, la producción de barras de acero se redujo entre un 35% y un 40%, mientras que la producción de chapas de acero cayó un 47%, con un pico negativo en marzo y junio de 2009. El comportamiento de pagos del sector del metal mejoró en el último trimestre de 2009, debido a una ligera recuperación del sector.

Por lo que respecta a los metales básicos, Crédito y Caución prevé que los precios se estabilizarán de nuevo a mediados de 2010. La demanda se frenará a lo largo del año, habida cuenta de que China ya empezó a reaprovisionarse a finales de 2009. Además, se prevé que varios sectores que consumen acero, como la construcción y la automoción, tengan un peor comportamiento a medida que finalicen los paquetes de estímulo. Si bien esto afectará a las exportaciones de metal de Italia, la situación podría ser diferente en el mercado interno. De hecho, incluso si la demanda procedente del sector mundial de la automoción sufre, debe señalarse que Italia no es un gran productor de coches. Aproximadamente un 50% del mercado italiano del automóvil corresponde a vehículos importados y, por tanto, la reducción de la demanda no será tan grave para el sector del acero.

En cuanto al sector de la construcción, como importante consumidor de productos del metal, dos cuestiones tendrán un impacto en el mercado. Por una parte, algunos grandes proyectos de infraestructuras iniciados recientemente proseguirán en 2010 y, por otra parte, la contracción global de los subsectores comercial y residencial se mantendrá. El efecto combinado será una recuperación muy lenta del mercado del acero.

Otro sector en el habrá que centrar la atención es el sector químico. En el tercer trimestre de 2009, la producción global se redujo en torno a un 10% interanual, con una caída de cerca del 20% desde enero de 2009. Para el conjunto de 2009, se prevé que la producción caiga un 14,1%. Crédito y Caución ha observado que el comportamiento de pagos del sector químico mejoró en el último trimestre de 2009, debido a una ligera recuperación del sector impulsada por la reducción de inventarios y nuevos pedidos. Las reclamaciones en el sector químico se estabilizaron entre octubre de 2009 y enero de 2010.

El sector químico italiano depende en gran medida del comportamiento del sector de manufacturas generales del país, que presenta indicios de tan sólo una modesta recuperación, por debajo de la media de la UE. Por tanto, en 2010 el crecimiento dependerá fundamentalmente del aumento de la demanda procedente del exterior. Sin embargo, la recuperación de los principales mercados de la UE a los que exporta este sector será lenta y la competitividad (no sólo en relación con Estados Unidos) está bajo presión debido al tipo de cambio euro/dólar. Una vez dicho esto, se prevé que las exportaciones italianas de productos químicos aumenten un 4% interanual en 2010.

Partiendo de la hipótesis de una recuperación lenta de la demanda interna (2,5%), la producción química en Italia aumentará un 2,8%, lo que no es suficiente para compensar los dos últimos años de pérdidas (-6% en 2008 y -14,1% en 2009). A finales de este año, el nivel de producción seguirá estando un 15% por debajo del registrado en 2007.

No hay comentarios:

Publicar un comentario